Saltar al contenido

Experimento Cero Basura en Casa

Centro de acopio Parque Cárcamos

Centro de acopio Parque Cárcamos

Un año atrás tomé el curso “Cómo hacer tu casa sustentable”. Hablamos de cómo cambiar la temperatura de nuestras casas con recubrimientos naturales, baños secos para no contaminar el agua, compostaje de residuos orgánicos, lombricomposta, sistemas para el tratamiento de aguas grises y negras, así como huerto en casa y nos retaron a cuantificar la cantidad de basura que generamos en un mes, pero la verdad ni siquiera lo intenté, me pareció una tarea imposible.

Creo que muchos sentimos cierta frustración cuando nos hacemos conscientes del problema en el que estamos metidos como humanidad y aparecen preguntas como estas en nuestra cabeza: ¿cómo disminuyo la generación de basura?, ¿cómo aplico la Economía Circular en mi vida?  Aparece una nube gris sobre la respuesta: yo no soy político, no tomo decisiones importantes, no soy dueño de ninguna trasnacional, ni trabajo en una empresa, soy una persona de a pie. Terminamos por no hacer nada pensando que la responsabilidad es de alguien más, cualquier otro, que no sea yo.

¡Justo es eso lo que quiero transmitir! Lo más importante es la toma de decisiones en el momento de hacer cualquier compra por más pequeña e insignificante que parezca.

Hace dos meses me invitaron a dar una charla sobre temas de sustentabilidad para la preparatoria y universidad De La Salle Bajío. Pensando en cómo podría transmitir la información sobre las consecuencias de nuestras acciones en la generación y tratamiento de la basura y a la vez cómo minimizar nuestro impacto, se me ocurrió hacer un experimento en casa. La plática sería en febrero y apenas estaba en noviembre, así que podía planear y registrar datos de diciembre y enero. Me sentí motivada con la oportunidad de enseñar a otros y mostrar los cambios que se pueden lograr desde el hogar.

¿Qué buscaba?

El objetivo fue utilizar la jerarquía de cero basura que promueve la economía circular y algunos conceptos de permacultura para al final del periodo, pesar y cuantificar cuánta basura saldría de casa.

Lo primero que hice fue investigar en documentos oficiales de la SEMARNAT (2013) y en el Plan de desarrollo Municipal de León Guanajuato para el 2045 la cantidad de residuos sólidos urbanos (RSU) que se genera por persona en un día y luego la clasificación de los mismos.

Según esos documentos, mientras a nivel nacional se genera poco menos de 1 kg de residuos (0.994 kg/día/persona), en León es un poco menos, de 0.660 kg/día.

Tenía por delante 2 meses, cada uno de 31 días, por lo tanto, según las estadísticas, debería generar 41 kg (40.98 kg) y debería estar clasificado de la siguiente manera:

Lo que pudo ser mejor

El experimento no fue perfecto, hubo algunos detalles que no consideré y residuos que olvidé pesar en el primer mes y corregí en el segundo. Tampoco consideré el papel higiénico del baño.

En diciembre tuve vacaciones y tiempo libre, así que aproveché para hacer limpieza del clóset (un poco de minimalismo) y aunque regalé la ropa porque estaba en buen estado, no la pesé.

También en el primer mes olvidé registrar los kilos de residuos orgánicos, ya que los eché a la composta pensando en que de cualquier manera no se iría a la basura. Pero olvidé que era necesario para documentar la primera “R” que es reducir.

Hago la aclaración de tres conceptos para hablar todos de lo mismo. Residuos sólidos urbanos, son los que se producen en domicilios y negocios con características similares a estos y que no son residuos peligrosos o entran en otra categoría. Valorizables, todos los materiales reciclables que tienen un valor en el mercado y la basura, esto último es lo único que debe ser tratado en un relleno sanitario.

Jerarquía Cero Basura

Lo que logré

El resultado del experimento me sorprendió incluso a mí. Aplicando la Jerarquía de Cero Residuos: Rechazar, Reducir, Reutilizar, Reparar, Reciclar y Compostar, sólo produje 1 kg de basura. Basura, es decir, material al que sólo le queda ir a una incineradora o en el caso de León, al relleno sanitario.

Aquí les presento una tabla y fotos de los resultados:

Residuos sólidos orgánicos

Residuos sólidos orgánicos

¿Cómo lo hice?

Estas son algunas de las acciones que he tomado desde hace ocho años y el orden en que ido logrando el objetivo de cero basura:

  1. Compostaje y lombricomposta
  2. Comprar todo lo que se pueda a granel, llevar bolsas de tela y recipientes de plástico rígido de diferentes medidas para comprar todo lo que necesito (frutas, verduras, granos, especias, jabones, shampoo, tortillas, pan, embutidos)
  3. Comprar en tiendas locales, para disminuir el impacto que representa el traslado de los productos
  4. No comprar comida a domicilio, sino ir por ella o prepararla en casa
  5. Cambiar productos de limpieza por otros que no tienen tóxicos
  6. Cambiar productos de higiene personal por otros que no tienen tóxicos (uso de copa menstrual)

¿Por dónde empezar?

Lo que noté es que la mayor cantidad de basura se genera en la cocina. Después en el baño, en la limpieza de la casa y finalmente en las demás áreas.

La cocina puede ser un lugar interesante para emprender este cambio. En realidad no importa por donde comiences, el chiste es empezar.

No te voy a mentir, he tenido que llevar a cabo varios cambios de hábitos y no ha sido fácil, por eso he tardado tanto en llegar a tirar este kilogramo.

Tips para iniciar

Los tips que yo te puedo dar en general son:

  1. Hazlo a tu paso, empezar a reducir tu basura debe ser poco a poco, para que te vayas acostumbrando a los cambios.
  2. Separa tu basura, así podrás darte cuenta qué es lo que más produces e ir tomando pequeñas decisiones.
  3. Ten paciencia, si algún día te cansas será normal, muchos hemos sentido eso. La economía, la producción y el consumo está diseñado (no por alguien en particular) de tal manera para que no seamos sustentables.

He visto muchas páginas o youtubers que te alientan a hacer cambios sustentables en 21 días o en un mes. Yo he tardado alrededor de ocho años en llegar a esto, así que ¡tómatelo con calma! 

No olvides considerar que cada persona tiene un estilo y necesidades de vida diferentes, por lo que cada uno, debe buscar los cambios que mejor le acomoden.

Con estas pequeñas transformaciones verás reflejos en tu estilo de compra y esto será suficiente para generar un efecto dominó. Tarde o temprano sucederá que los gobiernos, empresas y academias serán más sustentables, ya sea para seguir vendiendo o porque realmente están interesados y comprometidos con el medio ambiente y la sociedad.

Considera que: cada compra que realizas es un voto a favor o en contra de la sustentabilidad.

6 pensamientos sobre “Experimento Cero Basura en Casa”

  1. Excelentes resultados, dignos de darse a conocer pues son datos de nuestra sociedad y perfectamente comprobables, ojalá y se tomen en cuenta por autoridades de todo tipo para que se implementen acciones que ayuden a sustentar nuestra existencia y no seguir impactando nuestro entorno y medio ambiente, felicidades.

  2. Felicidades por tu compromiso comenzando por ti, familia y planeta y gracias por todos los tips que nos compartes es un orgullo saber que exiten personas tan comprometidas por nuestro planeta. Felicidades 🎊 y sigue cosechando exitos nada me daria mas gusto que saber qie tus conocimientos y expetiencias lleguen cada vez a mas hogares, escuelas y empresa. 👏👏👏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *